viernes, 30 de junio de 2017

Pablo Iglesias se pregunta sobre el papel de la monarquía: "¿Qué representa el rey?"

"Los valores republicanos son los inspiradores de un proyecto de sociedad y de país plurinacional; para asegurar un modelo social de bienestar y que limpie las instituciones de corruptos; y para pensar la España del siglo XXI."

"He estado dando muchas vueltas al discurso del actual jefe del Estado, de Felipe VI. A mi juicio fracasó a la hora de asumir una realidad histórica de transformación, de establecer simbólicamente un nuevo periodo histórico para nuestro país. Lo intentó tomando una decisión que ha llamado la atención de todos los medios: la exclusión de Juan Carlos de ese acto. Algo difícil de explicar". El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha criticado este viernes el discurso del rey el pasado miércoles en el homenaje a las primeras elecciones democráticas y ha considerado que no cumplió con su objetivo principal: "Marcar un antes y un después" histórico.
Iglesias ha clausurado el ciclo de conferencias Transformar la economía para transformar la sociedad organizado por su partido en el marco de los cursos de verano de El Escorial. Su ponencia, España en perspectiva. Un proyecto para 2020, ha hecho un repaso sobre los principales problema que a su juicio afronta España y las soluciones que propone Podemos. Iglesias ha utlizado como base el largo discurso con el que  defendió la moción de censura contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.
La principal diferencia ha sido el hincapié que ha hecho en la necesidad de recuperar los "valores republicanos", sin poner directamente en duda el actual sistema: "No es una enmienda a la forma de estado, sino entender un espíritu político transversal".
En opinión de Iglesias, el jefe del Estado no abordó en su discurso "los tres grandes desafíos que se plantean en España": la corrupción, la quiebra del modelo social de bienestar, y la tensión plurinacional. El secretario general de Podemos ha considerado que la decisión de excluir a Juan Carlos de Borbón ("es evidente que es una decisión de la Casa Real"), puso de relieve "que había una voluntad histórica" en el acto para "marcar un antes y un después" al establecer de forma solemne que la realidad española "ha cambiado".
Pablo Iglesias regaló a Felipe VI la serie 'Juego de Tronos' en su primer encuentro. EFE
Iglesias, que ha sostenido que prefiere a Felipe VI que a su predecesor en el cargo, ha asegurado que con el primer discurso de Navidad del actual jefe del Estado "daba la impresión de que se había entendido lo que pasaba en España". "Pero fue el último" en ese sentido. Porque, a su juicio, el discurso del miércoles pone sobre la mesa una pregunta, "¿qué representa el rey?".
"El error de Felipe VI fue identificarse con el relato falso de la derecha. Si el PP te aplaude a rabiar, los del PSOE con pocas ganas, Unidos Podemos y las fuerzas nacionalistas no te aplauden, a lo mejor hay que plantearse qué representa: un símbolo y una figura que puede servir para construir un proyecto común o lo contrario, un límite a la construcción de un proyecto común", ha apuntado Iglesias.
El secretario general de Podemos ha contrapuesto el "fracasado" discurso del jefe del Estado al de la presidenta del Congreso, "muy inteligente", en su opinión. Ana Pastor, ha asegurado Iglesias, puso "al mismo nivel" a Josep Tarradellas [presidente de la Generalitat de Catalunya en el exilio] y a los "padres de la Constitución". Iglesias ha recordado que el reconocimiento a la autonomía de gobierno catalana es "previo a la Constitución". En el mismo sentido, la presidenta del Congreso ["una de las mejores cabezas del PP, ojo a Ana Pastor"] equiparó al exsecretario general del PCE, Santiago Carrillo, con Dolores Ibárruri y Rafael Alberti, cuya visión sobre la Transición era otra.

Valores republicanos para superar los grandes desafíos

Iglesias ha asegurado que Felipe VI no dio respuesta a los tres grandes desafíos que, en su opinión, afronta España. El rey, ha dicho el secretario general de Podemos, no dedicó ni una palabra a los"niveles inaceptables de corrupción que implican una forma de gobierno según la cual los que mandan no se presentan a las elecciones y los partidos de gobierno se financian con favores" y donde "los aparatos del Estado han trabajado para proteger a delincuentes". "Que en el discurso del jefe del Estado no se afrontara esta cuestión es grave y es no estar a la altura del momento histórico".
Tampoco mencionó Felipe de Borbón la "decadencia del sistema social español" una de las claves en opinión de Iglesias del éxito (y crisis) del régimen del 78. "La clave de la Transición es la mejora de las condiciones de vida de los asalariados y la mejora de las autopercibidas clases medias". Una mejora que se rompe con la crisis de 2008 y su gestión.
Por último, Iglesias ha considerado que el rey "pasó de puntillas" por un problema "de primer orden": la tensión plurinacional. Las referencias a la unidad y la soberanía, cree el líder de Unidos Podemos, fue "insuficiente en un momento histórico como el actual".
Iglesias cree que Podemos y el espacio político articulado a su alrededor "entiende España mejor que los que la están gobernando y secuestran las instituciones". En su opinión, "el espíritu republicano es la única garantía de la viabilidad de un proyecto que se llama España y que nos gusta".
Y ha proseguido: "Los valores republicanos son los inspiradores de un proyecto de sociedad y de país plurinacional; para asegurar un modelo social de bienestar y que limpie las instituciones de corruptos; y para pensar la España del siglo XXI. Los que niegan esto, niegan España".
A preguntas de los asistentes al curso, Iglesias ha recuperado la respuesta que se ha hecho habitual en Podemos cuando se les inquiere directamente por la forma de Estado y la dicotomía monarquía-república: "Nos parece que sería más sensato que el jefe del Estado fuera elegido. En un país normal lo lógico es que al jefe del Estado se le pueda votar".
publicado en "Público"