viernes, 27 de mayo de 2016

Para Errenteria IrabaziZ "es hora de cerrar ya la estación de transferencia de San Marko"

"El actual gobierno foral del PNV y PSE ha negociado con determinados lobbys económicos la construcción de una planta incineradora en donostia para el año 2019, para la combustión de los residuos de toda Gipuzkoa. y proponen condicionar y alargar la vida de la estacion de transferencia de San Marko hasta esa fecha".



Eliminación de la planta de transferencia:
Se trata de un reivindicación historica de Errenteria, en referencia a la solicitud de clausura real y total de las actividades asociadas a los residuos en sanmarko.

Desde 2008 no hay un vertido directo de la fracción rechazo en SanMarko. pero tras construir la estacion de transferencia, al año miles de camiones entran y salen del antiguo vertedero de SanMarko, con importantes afecciones al confort, calidad de vida y salud de la poblacion de Errenteria, y de su barrio de Beraun.

Esta planta de transferencia se halla en pleno parque de Lau Haizeta, espacio natural protegido desde 1999 y compartido por Astigarraga, Donostia y Errenteria. su vigente plan especial prevé el cierre total del vertedero con una vocación mixta destinada a actividades agroganaderas y a un uso publico y recreativo.

No podemos ser rehenes de que se construya la incineradora para cerrar la planta de transferencia.
El actual gobierno foral del PNV y PSE ha negociado con determinados lobbys económicos la construcción de una planta incineradora en donostia para el año 2019, para la combustión de los residuos de toda Gipuzkoa. y proponen condicionar y alargar la vida de la estacion de transferencia de San Marko hasta esa fecha.

Diputacion no puede condicionar la salud publica, el medio ambiente y la calidad de vida de la ciudadania de errenteria a las negociaciones y concesiones a grandes grupos economicos y a sus intereses privados.
Existen otras estaciones de transferencia en Gipuzkoa más cercanas para el traslado de residuos a Cantabria.
Creemos que existen otras estaciones de transferencia cercanas al trayecto de transporte de residuos hasta meruelo (cantabria). no exigimos la construccion de nuevas estaciones, generando nuevas afecciones, sino utilizar las ya existentes.

Finalmente, destacar la legitimidad de la solicitud del ayuntamiento de Errenteria a GHK y mancomunidad de SanMarko, por cuanto es la representacion de 40.000 errenteriarras que ya han padecido durante casi 40 años las afecciones del vertedero de SanMarko.

«40 urtez San Marko zabortegiaren ondorioak jasan ditu beraunek» Jose Cruz Legorburu, Errenteria irabaziZ

Transferentzia gunearen itxiera errenteriarren aldarrikapen historikoa da. 20008az geroztik, san markon ez da errefusarik botatzen, baina, transferentzia gunea eraiki zenetik, san markoko zabortegia zenetik milaka kamioi sartu eta irteten dira urtean, errenteriarren eta bereziki Beraungo auzotarren ongizatean, bizi kalitatean eta osasunean eraginez. inguru hori, gainera, babestutako lau haizeta natura gunean kokatuta dago.


PNV eta PSEk osatzen duten gobernu foralak hainbat lobby ekonomikorekin errauste planta 2019rako egitea adostu dute. aldundiak ezin du osasun publikoa, ingurumena eta errenteriarren bizi kalitatea bere interes pribatuen eta talde ekonomiko handien interesen arabera baldintzatu. Meruelotik (Kantabria) San Markokoa baino hurbilago dauden transferentzia guneak badaude. horiek erabiltzea da irtenbidea, eta ez 40 urtez hemen zabortegiaren ondorioak jasan dituzten Beraungo bizilagunak gehiago zigortzea

jueves, 12 de mayo de 2016

El Ayuntamiento de Errenteria traslada a la Mancomunidad de San Marcos su rechazo a la estación de transferencia

Una representación municipal encabezada por el Alcalde de Errenteria Julen Mendoza y por los representantes del Ayuntamiento de Errenteria en la Mancomunidad de San Marcos Bernar Lemos y Mikel Rodríguez ha hecho entrega en las oficinas de la citada Mancomunidad de la Moción aprobada en el Pleno Municipal el pasado 26 de abril. La citada moción rechazaba de manera clara y contundente la decisión de la Mancomunidad de San Marcos de aceptar una solicitud del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa (GHK) por la cual 27 camiones trailer con semiremolques procedentes de la mancomunidades de Txingudi y Urola Kosta entrarán y saldrán a lo largo de la semana en Errenteria a través del barrio de Beraun con residuos y con destino a la estación de transferencia instalada en el vertedero de San Marko para su posterior trasladado al vertedero de Meruelo en Cantabria. El Ayuntamiento de Errenteria mediante la moción aprobada muestra su postura contraria tanto a la petición de GHK, como al permiso otorgado desde la Mancomunidad de San Marcos.



La moción aprobada constaba de dos puntos. Uno primero por el que el Ayuntamiento de Errenteria solicita al Consorcio de Residuos de Gipuzkoa (GHK) que retire la petición realizada para el traslado a Errenteria de residuos procedentes de las mancomunidades de Txingudi y Urola Kosta. Caso de que GHK no atendienda a esta solicitud, el Ayuntamiento de Errenteria emplaza a la Mancomunidad de San Marcos a no proceder a la autorización de la recepción de los citados residuos. En un segundo punto el Ayuntamiento de Errenteria insiste en exigir la eliminación y la reubicación de la planta de transferencia de residuos sólidos urbanos asentada sobre los terrenos del antiguo vertedero de San Marko
Desde el Ayuntamiento de Errenteria se recuerda que ya se solicitó en su momento (diciembre 2014) la eliminación y reubicación de la estación de transferencia fuera del ámbito que ocupa el vertedero de San Marko. No cabe más que entender que las posturas del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa (GHK) y de la propia Mancomunidad de San Marcos hacen “oídos sordos” a lo que es una demanda ampliamente compartida en nuestra Villa.
El Alcalde de Errenteria, Julen Mendoza, ha destacado que el cierre real y definitivo del vertedero de San Marko pasa por el traslado de la estación de transferencia a otro lugar y se convierta ese espacio en la puerta de entrada al parque de Lau Haizeta, espacio natural protegido y de cuyo uso público disfrutan miles de personas, incluídas quienes vivimos en Errenteria.


viernes, 6 de mayo de 2016

En Gipuzkoa pagaremos 31 millones al año hasta el 2051 por la incineradora


La decisión de privatizar la construcción y gestión de la incineradora de Zubieta, tomada ante la adscripción pública de GHK que obliga a controlar su déficit, ya vaticinaba un encarecimiento del proyecto. Pero la alarma se dispara con el plan de viabilidad que hoy será llevado a la asamblea, convocada de nuevo de modo extraordinario. Y es que en él se prevé que Gipuzkoa pague a la concesionaria de este macroproyecto unos 31 millones de euros al año (29 por «disponibilidad» y 2 por «tonelada») hasta el fin del contrato de 35 años, es decir, hasta 2051.
 
 
 
publicado en http://www.naiz.eus

La multiplicación correspondiente totaliza 1.085 millones de euros, si bien el informe de viabilidad los reduce a 770 en el momento actual, a través del artificio de no computar la inflación prevista en estas tres próximas décadas y media.

Si este plan de privatización se materializa finalmente, para lo que PNV y PSE suman mayoría en el Consorcio de Residuos al igual que en las Juntas Generales, Gipuzkoa terminaría pagando por tanto casi cinco veces más de lo que cuesta la mera construcción de la incineradora. Hasta hoy se aceptaba generalmente que la obra era muy costosa; este plan la cifra en 212 millones. Pues bien, el montante total de la concesión para las arcas guipuzcoanas se multiplicaría casi por cinco.

Es algo idéntico a lo que ocurrió en Nafarroa con la decisión del Gobierno de Miguel Sanz (UPN) de contratar externamente la construcción y gestión de la autovía Iruñea-Logroño (con el llamado «peaje en sombra»). La Cámara de Comptos ha denunciado que finalmente se pagará el triple de lo que costó la carretera (1.157 millones frente a 390). Mientras, el canon anual pagado a la concesionaria –un consorcio liderado por Deutsche Bank– supone un grave lastre para el presupuesto navarro.

Triple que la AGI

Los 31 millones anuales calculados para la incineradora supondrían en la actualidad un 3,8% del presupuesto de Gipuzkoa. Por ofrecer alguna comparación que lo ponga en relieve, es más que el total del departamento de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas (21,4 millones) y dos tercios del de Hacienda y Finanzas (46). Y supone casi tres veces más de lo que cuesta la Ayuda de Garantía de Ingresos (AGI) que se va a suprimir dejando sin recursos a las personas más necesitadas: 11 millones al año.

El plan de viabilidad que será aprobado hoy por la mayoría de PNV y PSE reparte además los riesgos, haciendo hincapié en que «es más eficiente mantener en el lado de la Administración o compartir con el concesionario» algunos de ellos, «ya que transferirlos conllevaría un coste asociado excesivo haciendo la estructura ineficiente». Así, según la propuesta las arcas públicas asumirían eventualidades como los sobrecostos de construcción, el retraso en la disponibilidad de terrenos, los sobrecostos por incremento excesivo del volumen de residuos, la insuficiencia de tarifa para hacer frente a los costes del sistema, el retraso o parón por causas de fuerza mayor (se citan desde inundaciones a «actos de terrorismo»)...

En cuanto al riesgo correspondiente al concesionario, el plan da por seguro que tendrá que contratar un swap frente a la volatilidad de los tipos de interés. Precisamente fue esta fórmula, usada por el anterior Gobierno de Markel Olano para hacer irreversible la incineradora, la que desencadenó la deuda de GHK, que ahora le imposibilita asumir la obra directamente.

Nueve legislaturas al menos

La licitación se llevará a cabo mediante concurso abierto. Se pretende hacerlo en los próximos meses, empezar la obra este año y acabarla en 2019, justo el año en que termina la legislatura en curso.

El problema es que se seguiría pagando durante, al menos, ocho legislaturas más.